Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de septiembre de 2011


empecemos por el principio.

Después de tanto tiempo de no haber escrito hoy me siento lleno de cosas que deseo contarles, muchos cambios, ahora me siento mas libre de mis sentimientos por lo consiguiente mas sensible y delicado. Me llevó mucho tiempo abrir mi corazón hacia nuevos horizontes y que abusen del amor de uno pues siempre es bien pinche feo, pero afortunadamente encontré por casualidad a un ser Divino!, es maduro y bromista, guapo y sencillo, cuida de sí no al grado de ser mas importante que cualquier persona, es simplemente una persona ideal para cualquier persona estable y segura de si misma pero sobre todo auténtico, por que no hay nada mas autentico que expresar lo que sientes y que la persona a la que se lo expresas acepte el halago y no se crea menos de lo que es.
Esta historia no seria una receta como mis anteriores entradas, pero escribiendo me vino a la mente un platillo ideal que compartiré con él el día que el universo conspire sobre nosotros, ahí les va:

Medallones De Pescado con ragú de espinacas y ensalada de mango al yogur.

Vamos a necesitar 4 medallones de filete de pescado blanco del Nilo, dos mangos no muy maduros, yogur natural, mantequilla natural sin sal, un echalote pequeño, sal de mar, espinacas, cebolla, dos hojaldras de ajo, berros, nuez de Castilla, una papa pequeña y un poco de caldo de pollo. Un día me mando una foto suya, suspire tan profundamente que hasta me dolió el pecho, lo sentí como una señal, buena por supuesto, sentía que ese día algo iba a pasar y me iría bien, y así fué, salí con mi hermano al bar de moda y entre el baile y las cosas cuando voltee estaba a un lado mio un chico de muy buen ver con sus defectos claro, pero bueno yo no soy perfecto! nos empezamos a decir salud con la cerveza y esas miradas coquetas que reinan los lugares gay de moda, bailamos un par de canciones casi juntos pero el iba con otro chico, muy simpático por cierto. Recuerdo muy bien que Gloria Trevi sonaba con todo en el baresito este y en una de esas yo simulando que la cantaba le enseñe un poco mi cuello y se veía que soy velludo, ahí fue cuando me di cuenta que algo estaría padre con él esa noche. Empezando a cocinar, ya con todos los ingredientes listos lo primero que vamos a hacer es la salsa de espinacas para los medallones, a los medallones solo les vamos a poner un poco de sal y listo, dejemos todo el sabor del pescado, ya con las espinacas bien limpias, la papa pelada y rebanada como si se fuera a freír se pone un poco de mantequilla en un sartén, la cebolla rebanada delgada, el echalote picado fino, la papa y las espinacas, ya que este la cebolla cristalizada, se pone ya que se cocino durante 7 minutos en la licuadora con un poco de caldo de pollo y se reserva. Hubo un momento que ya estábamos bailando juntos super padre, él fue el que se acerco y todo, yo solo cedí un poco y si, yo lo besé primero pero el creía que mi hermano era mi pareja! y no mas no daba el paso siguiente, bueno sigamos con la comida, ya para emplatar, ya con la salsa bien sazonada vamos a poner en el grill un poco de aceite de oliva o mantequilla, ya cuando empieza a ahumar poner los medallones en el grill y cocer durante tres minutos por cada lado, poner en un bowl los mangos picados junto con los berros, la nuez pelada y un poco de yogur, acompañemos con esta ensalada a los medallones y servir un poco de salsa de espinacas sobre los medallones, servir y listo!.
Esa noche no paso mas que a un par de deliciosos besos e intercambio de teléfonos.
Me mando un mensaje en la madrugada que me hizo la mañana del viernes mucho mas cómoda. Hay personas en la vida que pasan y dejan huella, otros solo pasan desapercibidos, les ha pasado que con un beso pueden saber si serán relevantes? déjenme decirles que yo no ando por la vida besando a cualquiera que me pide que lo bese, siempre me ha parecido algo muy tierno e intenso y siempre trato de darlo a alguien que en verdad lo valore, que obviamente es muy poco común pero siento que esa persona llegara en algún momento importante de mi vida y que no solo dejara una huella latente, lo que paso con el chico besucon subió de tono el día siguiente y quedé de verlo el día siguiente pero ese día que aun no llega.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Loading...

Seguidores

Twitter Submitter